martes, 17 de enero de 2017

Sabes más inglés de lo que crees

Actualmente, nuestro diccionario ha adoptado más de 400 palabras inglesas, y es que cada vez más utilizamos palabras prestadas en conversaciones cotidianas sin darnos cuenta.

A estas palabras prestadas se las conoce como anglicismos, palabras de procedencia inglesa empleadas en otra lengua. Así es, estas palabras han ido filtrándose en nuestras vidas y han hecho que aprendamos vocabulario de otro idioma sin que nos percatemos.

 

Tipos de anglicismos

Existen tres tipos de anglicismos: préstamos léxicos, préstamos semánticos y calcos. Los préstamos léxicos cogen la palabra original y su significado, los préstamos semánticos cogen la palabra original pero no su significado y los calcos cogen el significado pero no la palabra original.
Algunos de los anglicismos más comunes son:
  • Airbag: bolsa de aire
  • Bacon: tocino
  • Casting: audición
  • Catering Service: comida a domicilio
  • Comic: historieta, caricatura, tebeo
  • Copyright: derechos de autor
  • Disc-jockey: pinchadiscos
  • Email: correo electrónico
  • Feedback: retroalimentación
  • Gym: gimnasio
  • OK: de acuerdo, vale
  • Parking: estacionamiento
  • Ranking: tabla clasificatoria, clasificación
  • Sandwich: emparedado
  • Self-service: autoservicio
  • Spray: rociador
  • Test: clase de examen de tipo crítico.

Categorías más comunes

Es verdad que hay muchísimos anglicismos que usamos diariamente como si de nuestra lengua materna se tratase. Sin embargo, lo más curioso de estas palabras y de su introducción en nuestra lengua se debe principalmente a tres categorías esenciales que representan las conversaciones más utilizadas cotidianamente.
La primera categoría engloba los deportes. Así pues, hablamos de fútbol (palabra derivara de football) en vez de balompié y lo mismo sucede con voleibol o béisbol (volleyball o baseball respectivamente). Además, no sólo utilizamos anglicismos para referirnos a nombrar deportes, sino también a las reglas, como corner (esquina) o penalty (penalti). Es por eso que el deporte es en gran medida responsable de nuestro aprendizaje de vocabulario inglés.
La segunda categoría la abarca la moda. Es este sector cada vez utilizamos palabras procedentes de otros idiomas para referirnos a tendencias (trends), conjunto de ropa (outfit) o estilismo (look). La moda se vive mundialmente y es por ello por lo que adopta palabras de diferentes idiomas, no sólo el inglés, para referirse a nuevas tendencias. Asimismo, en el mundo de la moda no sólo se han adoptado palabras, sino también frases para indicar el código de vestimenta (dress code) como por ejemplo “White tie”, “Little black dress” o “Smart casual”.
Por último, la tecnología es la tercera categoría más influyente en el uso de anglicismos. Esto es debido a que está en constante desarrollo y se crean nuevas palabras inglesas que no poseen traducción en español por lo que las adoptamos directamente. Bluetooth, banear o trollear son ejemplos de estas palabras.
Como podemos comprobar, sin notarlo, dependiendo del tema somos capaces de hablar hasta media conversación en inglés.
Ya tienes medio camino hecho, ya conoces muchas palabras y expresiones inglesas que pueden ayudarte a prosperar en este idioma. Piénsalo bien, ¿no sabes más inglés de lo que creías?
Esta es tu oportunidad para volver a retomar la asignatura pendiente que muchos tienen: el inglés.

domingo, 15 de enero de 2017

Writing

Para preparar la parte escrita del First Certificate lo primero que se debe saber es en qué consiste este examen. Se trata de un examen de duración de una hora y veinte minutos dividido por dos partes. En la primera parte, se pide redactar un ensayo de entre 140 y 190 palabras sobre un tema y se proporcionan dos ideas para desarrollarlo. En cambio, en la segunda parte se plantea otro texto pero se proporciona la opción de elegir el formato y el tema de entre tres opciones. Los formatos de texto que pueden aparecer en la segunda parte del examen son cartas, informes, críticas, historias, artículos o ensayos. Por ello, la preparación ante esta parte del examen es muy importante.

Preparación


Entrenarse para hacer la parte escrita del First Certificate es fundamental para defender tus habilidades de redacción. Por eso, hay una serie de pasos previos que se deben realizar para llegar preparado al examen.
En primer lugar, es muy recomendable leer sobre diversos temas para ampliar el vocabulario y diferentes tipos de texto para saber diferenciarlos y reconocer la estructura que usa cada uno. Esto resulta muy útil porque los temas que se te pueden presentar pueden ser muy variados y conocerlos de forma general puede proporcionar un valor añadido al contenido de tu redacción.
En segundo lugar, el siguiente paso es escribir redacciones sobre los nuevos temas que has aprendido para desarrollar tus habilidades de escritura, controlar el tiempo y la cantidad de palabras. Acostumbrarse a escribir dentro del margen de palabras y dentro del tiempo requerido es fundamental para gestionar tu tiempo el día del examen. Además, hacer esquemas ayudará a organizar tus ideas y pensamientos para dar coherencia al texto.
En tercer lugar, buscar modelos de examen de años anteriores para poder basarte en ejemplos, comprobar la estructura del examen, qué tipo de temas proponen, que textos plantean más…
Por último, aprende frases hechas y expresiones para aportar naturalidad y autenticidad al texto y utilízalas solamente cuando resulten coherentes. También, intenta enriquecer el vocabulario preparando previamente palabras comunes que sueles utilizar en tus escritos e intenta buscar otros más elaborados.

Consejos

Los consejos que se van a desarrollar a continuación son algunas pautas que recomiendan cómo estar preparado para el día del examen.
Cuando te estés preparando para la parte escrita del examen lo que debes hacer es fijarte en qué errores cometes e intentar descubrir cómo corregirlos. Algunos de los problemas más comunes son:
Por un lado, escribir en inglés como escribimos en español. Este es un error muy típico de los hispanohablantes ya que pensamos que en inglés se escribe de la misma forma que el castellano. Pues bien, esto no es así por lo que toda escritura literal procedente del castellano debe ser evitara por completo cuando escribimos en inglés. Este error, se soluciona aprendiendo la estructura de las frases inglesas.
Por otro lado, escribir frases simples indica que no tienes los conocimientos suficientes como para poder defenderte ante este nivel. Para solucionar este problema, debes repasar los que hayas escrito e intentar cambiar los tiempos verbales para ajustarlos a la gramática que se exige en un B2 y demostrar que conoces las estructuras inglesas y que sabes cómo enlazar las ideas.




Ya sabes qué debes hacer para dominar este examen y sorprender a los examinadores; sólo falta que te pongas a ello rápidamente y que practiques mucho.

jueves, 12 de enero de 2017

Motivación en las clases particulares

Muchas personas piensan que por el hecho de que su deber sea estudiar, los niños no pueden quejarse y han de hacerlo sin rechistar. La verdad es bien diferente. Detectar los problemas particulares que tiene cada alumno es muy difícil, puesto que al igual que las opiniones, son diferentes en cada individuo. Si el alumno no está motivado para estudiar, no se puede ayudarle, puesto que el simple hecho de estudiar le supone un problema. La empatía, la confianza, autoconfianza y la motivación en las clases particulares son tan importantes como el instinto docente o saber dar la clase.

¿Autoestima?

Estamos acostumbrados a referirnos de este término cuando hablamos de relaciones de pareja, relaciones sociales o éxitos en el trabajo, entre otros. Pues la educación es otro ámbito, aunque menos preciado, en el cual la autoestima tiene importancia. Cuando un alumno de primaria, no le gusta la lección, no la entiende, no le gusta el profesor o cualquier otro motivo sale a flote la frase de “¿para qué estudiar, si voy a suspender?” Ahí es donde entra el profesor de las clases particulares, con la pedagogía y la intuición, para ayudarle.
El arma más potente que hay en las clases particulares es el refuerzo positivo. Es imprescindible si se quiere combatir la baja autoestima. Es una técnica psicológica que consiste en premiar al alumno siempre que aprenda algo. Es una manera de demostrarle que la realidad no es como él piensa y es más fácil y divertido aprender de lo que cree. A todos nos agrada que se nos reconozca o por nuestro esfuerzo y/o trabajo, pues en edades tempranas mucho más.

Técnicas y claves del éxito


Para facilitarnos la faena nuestro cerebro tiende a intentar memorizar todo. Y con los estudios ocurre justo eso, dándonos la falsa confianza de creer saber algo, cuando en realidad no se sabe. Esto a la hora de la verdad se traduce en, conceptos borrosos o difusos, equivocaciones, confusión de términos y al final, al suspenso. Las clases particulares sirven para evitar eso y enseñar a los alumnos a estudiar, de la manera más eficiente.

Casi todo el mundo conoce, ha oído hablar o pretende saber los diferentes métodos que existen para estudiar sin aburrirse, enterándose de todo y lo más importante, reteniéndolo para el futuro. Es por eso que cada vez, ésta clave del éxito está peor valorada y menos utilizada. Al creer saberlo y pensar que se aplica correctamente todos se confían hasta que al final el aprendizaje de calidad no llega. En las clases 1 to 1, el profesor es capaz de identificar las debilidades de cada uno y, sin descuidar las aptitudes positivas, atacarlas. En definitiva, el aprendizaje de calidad es diferente para cada uno y la manera de llegar a él también. Por tanto la única técnica válida es la vocación por la docencia por parte del profesor. El amor hacia la enseñanza hace que los métodos de estudio fluyan solos y los alumnos aprendan por sí solos.  


martes, 10 de enero de 2017

Aprender inglés a través de las películas


La mejor forma de aprender inglés sin ningún género de dudas es sumergiéndose lo más posible en el idioma. Por consiguiente un viaje a un país de habla inglesa es generalmente lo más recomendado.

Por otra parte se puede aprender inglés con cursos, clases y leyendo libros. ¿Pero es posible aprender inglés mientras que te diviertes?

Bastante gente pasa bastante tiempo enfrente de una TV como fuente de entretenimiento, entonces, ¿por qué razón no sacar partido de esto y aprender inglés mientras que miras películas? De esta manera viendo películas se puede aprender inglés.


Utiliza subtítulos en tu idioma
Si eres un total principiante en inglés, empieza por añadir subtítulos en inglés a películas que están en tu lenguaje, en tu caso en castellano. La lengua inglesa, por consiguiente, va a estar de fondo y de forma sutil; tal vez no lo aprecies, pero este es un primer gran paso.

Te sorprenderás por la cantidad de palabras nuevas que vas a aprender y recordarás, ya que empezarás a familiarizarte con el idioma.

Descarta los doblajes y agrega subtítulos
Una gran cantidad de películas que han sido grabadas en inglés tienen pistas de audio para tu idioma, especialmente si es que son películas animadas. Esto se vuelve muchas veces tentador, pero trata seleccionar el idioma inglés y agrega subtítulos.

Además, y no menos importante, el sonido de la pista original es de calidad mucho más alta que la del doblaje.


Agrega subtítulos en inglés a películas en inglés
En el momento en que te sientas habituado a ver películas en inglés con subtítulos en tu idioma, trata de sustituirlos al inglés. Al hacer esto vas a tener una segunda oportunidad para entender lo que los personajes dicen en la escena.

La combinación de la lectura y entendimiento auditiva simultánea mientras que miras la película es una enorme ventaja. De esta manera vas a ser capaz de poder comprender todavía más y progresar tus habilidades en el lenguaje, así como aprender nuevo vocabularios.


Elige una de tus películas favoritas y vuelve a verla
Escoger una película que ya has visto y conoces realmente bien puede ser de mucha ayuda. Tal vez eres fan de “Star Wars”, “Harry Potter” y seguramente te agradaría comprender más de lo que el capitán Jack Sparrow habla a lo largo de “Los Piratas del Caribe”. Será más simple hacer esto con películas que ya has visto, por el hecho de que te sabes el contexto y esto te dejará concentrarte más en los diálogos.





Te proponemos este ejercicio: mira una película tres veces. 
La primera mira la película con subtítulos en tu idioma. 
La segunda vez con subtítulos en inglés y finalmente, la tercera vez, sin subtítulos.


 Esto no quiere decir que tengas verlas enteras, pero si tienes tiempo preciso y motivación, esto va a ser una enorme ayuda a para que consigas aprender inglés mediante películas.







viernes, 6 de enero de 2017

martes, 3 de enero de 2017

¿Por qué aprender un idioma extranjero?




¿Te gustaría aprender lenguas extranjeras, pero crees que sea demasiado difícil? ¿Crees que saber al menos una lengua extranjera hoy es importante, pero que el tiempo que tienes es muy poco? ¿O piensas que es demasiado duro y entonces dejas antes que empezar?

Te damos ahora cuatro razones por las que es importante empezar a considerar la idea de comenzar en este momento, ¡sin retrasar un solo minuto!

1- Los idiomas te abren la mente




















Sí, has leído bien: las lenguas abren tu mente, te permiten cambiar la forma en que razonas, en la que ves el mundo y todas sus facetas.

Conocer al menos un idioma te permite acercarte a las personas de otros países.

Comunicarse con ellos implica el conocimiento de las diferentes culturas y costumbres. Conocer una lengua diferente a la materna te da la oportunidad de ser parte de ese mundo y no limitarse a observar lo que está pasando alrededor con una expresión de asombro.

Te da la oportunidad de comparar tu situación con la de los demás y te convierte en una persona más tolerante con los otros y con las otras culturas.

2- Crear nuevas relaciones



El aprendizaje de nuevos idiomas te da la oportunidad de conocer gente nueva y mantenerte en contacto con ellos aunque exista una distancia física entre vosotros.
Crear nuevas relaciones quiere decir también tener la oportunidad de mejorar el conocimiento de la lengua, y aprender palabras y expresiones típicas del país que no se suelen aprenden en la escuela.

¿Y sabes qué? Tú también podrás presentar y enseñar a tus nuevos amigos tu idioma y tu cultura.











3- Es saludable para tu cerebro
                                                       
¿Todavía no estás convencido?

Ahora te presentamos algo que seguro no sabías:
Estudiar y hablar idiomas hace tu cerebro más elástico, te hace pensar en las cosas en manera más rápida, sobre todo cuando te encontrarás en situaciones multiculturales, donde hay que hablar en el mismo momento en diferentes idiomas. Esta es una buena gimnasia para ti, porque te permite entrenar muchas áreas de tu cerebro en poco tiempo.

Algunos estudios realizados por una universidad del Reino Unido han demostrado que las personas que hablan varios idiomas son menos vulnerables a enfermedades como el Alzheimer, dado que, como acabamos de decir, las lenguas entrenan tu miente para que sea más elástica.


4- Mantener la calma y ser paciente

                                   

El aprendizaje de idiomas requiere tiempo, perseverancia y paciencia. Cada uno tiene su propio tiempo de aprendizaje, lo que es esencial y que nunca debe faltar es la conciencia de sus fortalezas y debilidades.

Se recomienda  asistir a un curso impartido por hablantes nativos, pero si no tienes tiempo, oportunidad o el dinero, puedes optar por un estudio individual, dedicándole por lo menos una hora al día.

Los primeros resultados se verán ya desde el principio cuando empezarás a entender algunas palabras de canciones extranjeras, para llegar al final a comunicar con hablantes nativos.

¿Qué estás esperando? ¡Empieza ahora!

https://vimeo.com/62084356

viernes, 30 de diciembre de 2016

Happy new year!

Nos queda muy poco para empezar el nuevo año. Como propósito para 2017 ¿que te parece aprender inglés haciéndote amigo/a de gente de otras culturas? Ya sabes, solo tienes que empezar con internacional"What's your name?" ;)